En Chumbivilcas, Cusco, la paz navideña se consigue a golpes: cada 25 de diciembre los locales dedican la jornada a la realización del takanakuy (de takay, golpear y nakuy, hacerse mutuamente algo), una celebración en la cual parejas de hombres y mujeres que hayan tenido rencillas o disputas a lo largo del año, se enfrentan a patadas y puñetes con un solo objetivo: resolver sus problemas y comenzar una nueva etapa de equilibrio en la localidad.







Leave a reply


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *








Recent Portfolios